Saltar al contingut
Façana del Museu Martorell al Parc de la Ciutadella

El NAT Qué somos

Historia

El Museu de Ciències Naturals de Barcelona (MCNB) es una institución con una larga trayectoria. Su historia se remonta a finales del siglo XIX y parte del legado de las colecciones del naturalista Francesc Martorell i Peña a la ciudad, que constituyen la base del que fue el primer museo público de Barcelona.

Del siglo XIX al XXI

Del Museu Martorell al Museu de Ciències Naturals de Barcelona

El origen de los museos públicos de historia natural del país está ligado a los dos grandes parques urbanos de Barcelona: la Ciutadella y Montjuïc.

El proyecto de Fontserè para el parque de la Ciutadella preveía acoger un conjunto de edificios destinados a servicios culturales, los propios de una capital moderna. Uno de los primeros en levantarse, entre 1878 y 1882, fue el edificio del Museu Martorell (anteriormente Museo de Geología) obra del arquitecto Antoni Rovira i Trias, destinado a acoger el legado Martorell.

Dentro del mismo proceso también se construyeron simultáneamente el primer Invernáculo y el Umbráculo, junto a otras instalaciones científicas distribuidas por el conjunto del parque. En 1906, el Ayuntamiento creó la Junta Municipal de Ciencias Naturales, que regía el Museu Martorell, el Zoológico, el Museu Zootècnico, el Invernáculo y el Umbráculo e incorporó la rotulación de las plantas del parque.

Josep Maluquer i Nicolau era el secretario general de la Junta de Ciencias Naturales y en muy poco tiempo transformó el edificio del restaurante de la exposición, el Castell dels Tres Dragons, en el Museo de Biología (que hasta ahora ha sido el Museu de Zoologia), y estableció los fundamentos científicos y museológicos que llevaron a la situación actual.

En 1930 se construyó el Jardí Botànic en los Sots de la Foixarda, donde disponía de un espacio mejor y más adecuado que el que tenía hasta entonces. En 1935 nació el Institut Botànic a partir del Departamento de Botánica del Museu de Ciències Naturals. Fue uno de los primeros centros de investigación propios de la nueva Generalitat y posibilitó la recuperación del Gabinete de Historia Natural Salvador.

Por último, con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, el Ayuntamiento decidió ampliar el Jardí Botànic de la Foixarda. Así, en 1989 se convocó un concurso de ideas que culminó con la inauguración del nuevo Jardín en el año 1999. El proceso concluyó en 2003 con la inauguración del nuevo edificio construido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y sede definitiva del Institut Botànic de Barcelona. Por otra parte, en 1998, el Institut Botànic pasó a ser un centro mixto del CSIC y el Ajuntament de Barcelona.

En el año 2000, los Museu de Zoologia y Museu de Geologia se unificaron bajo el nombre de Museu de Ciències Naturals de la Ciutadella. En 2008, continuó el proceso de reunificación con la integración del Jardí Botànic y se estableció también una relación continuada de trabajo con el Institut Botànic en el área de programas públicos y administración.

En el año 2011 se abrió la nueva sede en la zona del Fòrum: el Museu Blau ( actualmente el Museu de Ciencias Naturales de Barcelona).